Archivo de la categoría "Bitácoras de viaje"

Senderos amarillos

Senderos amarillos camino a Futalaufú

Hace dos semanas aproximadamente cruzamos a Chile por el paso internacional  de Carrenleufú (Argentina) – Palena (Chile), a unos 100 km de Trevelin. La ruta es de ripio pero está en bastantes buenas condiciones, aunque el camino es más agreste que el que va por el Paso Internacional de Los Cipreses (Argentina) – Futaleufú (Chile), a tan solo 40km de Trevelin.

Nos tocó un día hermoso para salir de paseo, entre vueltas, subidas y bajadas divisamos un valle muy bonito que nos acompañó todo el trayecto, mas adelante en una curva se ve una laguna, y poco después llegamos a Corcovado. El pueblo se encuentra en un valle enmarcado por distintos tonos de verde y el amarillo de la retama que para esta fecha florece y es como una explosión de amarillo que nos acompañará en casi todo el camino (pero sobre todo a la vuelta por Futaleufú), de ahí que decidimos llamar a este blog “Senderos Amarillos”.

Puente pasando CorcovadoCruzamos un puentecito por el río Corcovado camino a Carrenleufú, y luego pasamos por otro puente sobre el arroyo El Cajón.

Poco después llegamos a Carrenleufú, en las fotos podrán observar la vista panorámica de este pueblo. Las flores violeta, lila y rosa que se ven en la foto corresponden a los lupinos (lupinus), una planta típica de la Patagonia, que comúnmente en la zona la llaman Chochos. Los hay también de otros colores y son muy llamativos.

Carrenleufú vista panorámica con lupinosCarrenleufú vista panorámica lupinos 2Carrenleufú vista panorámica lupinos 3

Les recomiendo hacer click sobre las fotos para disfrutar de estos paisajes.

Hicimos los trámites de aduana, de paso les recordamos a todos los que quieran cruzar a Chile cuando vengan por acá, que no se olviden de llevar DNI de cada integrante, libreta de casamiento en el caso de llevar niños, y documentación del auto al día (cédula verde, seguro y poder ante escribano o juez de paz de la zona si el auto no es propio), y tienen que tener los vidrios grabados.

Camino y flores rojasApenas cruzamos a Chile el camino a Palena está asfaltado, a nuestro lado se alza una pared vertical y el paisaje nos sorprende con las flores rojas.

Palena es un pueblo apenas un poco más grande que Futaleufú, con sus casas de techos rojos y azules como el color de la bandera de Chille.

Plaza de PalenaPalena casas de techos rojos y azules

Seguimos viaje y tomamos el camino que une este pueblo con el de Futaleufú, pero les advertimos que desde acá la ruta vuelve a ser de ripio.

En el km 32,3 a la izquierda  podrán admirar una majestuosa caída de agua bajando la montaña, el sonido de la misma se escucha desde lejos.

Caída de agua desde la montaña 1Caída de agua montaña 2Caída de agua montaña 3

A pocos kilómetros hay una salida a un puerto, el cual visitaremos en otra oportunidad, ya que nosotros seguimos camino a Futaleufú antes que nos cerraran el paso de vuelta. A pocos kilómetros de acá bajamos a una bella playa desde donde sacamos estas fotos.

Como verán es muy normal encontrar vacas en medio de la ruta, ojo con eso!!! Aunque en este caso se trata de un lindo ternerito.

Ternerito cruzando la ruta

Pronto nos damos cuenta que estamos llegando a Futaleufú, ya que el amarillo de las retamas se hace cada vez más presente.

Ruta a Futaleufú y las retamasRuta a Futaleufú con flores rojas

Futaleufú es un pueblo chico y pintoresco, al igual que Palena todas sus casas viejas o nuevas son de madera, las más viejas están construidas con tejuelas de alerce, hoy en día no se puede usar mas esa madera, ya que son pocas las especies que quedan en nuestros bosques y en los chilenos. Pueden ver una casa de tejuelas en las fotos que adjuntamos de la ciudad de Palena.

Ciudad de Futaleufú

En esta otra foto se ve un Notro, que es un pequeño árbol autóctono de nuestra patagonia que se carga de estas flores rojas en racimo, una belleza, aunque les digo que es un árbol que tiene un crecimiento muy muy lento, en el complejo tengo 2 pequeños que cada vez que los veo me parece que están mas pequeños que antes.

Ciudad de Futaleufú - Notro en flor 

Para cerrar les dejo las fotos del camino de regreso de Futaleufú hasta Los Cipreses en el eijido de Trevelin, unos verdaderos senderos amarillos.

Senderos amarillos - Ruta de Futaleufú

Senderos amarillos - Ruta de Futaleufú a Los Cipreses

También en Los Cipreses tenemos retamas amarillas, aunque nuestras rutas son de ripio. Curiosidad: La gente del lugar nos ha comentado que en algún momento se arregló entre Argentina y Chile (integración bioceánica) asfaltar los caminos que unían las fronteras tanto de Carrenleufú – Palena como la de Los Cipreses – Futaleufú. Chile cumplió, Argentina… cri cri.

Senderos amarillos en Los Cipreses

Espero hayan disfrutado de estos bellos paisajes.

Hasta la próxima.

Parte I: Bitácora de viaje Comodoro Rivadavia – Sarmiento – Trevelin

Por empezar, les cuento que esta nota vamos a dividirla en dos partes, una correspondiente al viaje que realizamos a esta zona, y otra más cultural que surgió de la primera, y que trata del tren Comodoro Rivadavia – Sarmiento y su historia. Saben que el perito Moreno tenía pensado que el tren se extendiera desde Comodoro Rivadavia hasta el Valle 16 de Octubre!! Pero si se trata de Trevelin. Cuando lo leí no lo podía creer, pero esto se los contaremos en el siguiente blog Parte II, ya que por ahora seguiremos con el tema del viaje y el encuentro con el viejo tren.

En esta ocasión tuvimos que viajar a Buenos Aires, y al volver tomamos la ruta nacional nro. 3 y nos fuimos a visitar a unos amigos hasta Comodoro Rivadavia, ellos viven en la zona más linda de Comodoro, que es donde están las playas, en Rada Tilly. Allí nos hospedamos por dos noches en la Hostería Arenas del Sur frente a la playa (www.arenasdelsur.com.ar), el cual nosotros recomendamos como parada, y pasamos dos días en la playa. A pesar del viento estuvo lindo porque hacía muchos años que no visitábamos una playa.

Al salir de Comodoro Rivadavia por la ruta nacional 26 hay muchas curvas y algunas muy pronunciadas, la ruta tiene tramos que están buenos y algunos más o menos. A pesar de estar cerca de la costa y lejos de la cordillera el camino sube y baja por distintas elevaciones o colinas de variadas formaciones rocosas, en donde podemos ver cada tanto las gigantescas máquinas petroleras instaladas por el hombre.

El paisaje que nos acompaña: estepa patagónica, hasta que llegamos a un pequeño oasis “Sarmiento” con sus gigantescos lagos Musters y Coihue Huapi, que son los que dan agua a Comodoro Rivadavia, a 150km de distancia aproximadamente.

Lamentablemente se nos hizo tarde y no podíamos recorrer todo lo que hubiésemos querido, así que hicimos tatetí y salió ganador el parque Paleontológico “Valle de los Gigantes”. En este recorrido nos acompañó  Mónica de la oficina de Turismo de Sarmiento que nos atendió muy bien y nos explicó la historia del parque y de los Gigantes que podemos apreciar en alguna de las fotos, los cuales son réplicas de los verdaderos en tamaño y apariencia. Allí hay carteles en español e inglés con los datos de cada especie.

También nos dijo que antiguamente existía un tren que unía Comodoro Rivadavia con Sarmiento, por el lugar que hoy está el Parque pasaba el ferrocarril y estaba la estación Sarmiento. La misma sufrió un incendio y fue reconstruida para dar lugar al Museo Regional Desiderio Torres que se encuentra en este mismo predio. Saben quién era Desiderio Torres??? Pues era el jefe de una tribu tehuelche. Haber si en la foto encuentran donde están las vías del tren?

Esto del tren nos llamó mucho la atención, ya que en cierta forma somos amantes de estos gigantes sobre ruedas, y buscando en nuestra amplia biblioteca sobre libros de la Patagonia, encontramos dos libros que tratan este tema y que todavía estaban a la espera de ser leídos. Esto influyó para que nos pusiéramos a leerlos con sumo interés. Uno de ellos es el libro de Clemente Dumrauf, “El ferrocarril central del Chubut, Origen de la ciudad de Puerto Madryn”, y el otro el que más nos aportó por ser específicamente sobre la historia de este tren, es el de Alejandro Aguado, “Aventuras sobre rieles patagónicos, Ramal Comodoro Rivadavia – Sarmiento (Chubut)”. Ambos adjuntan fotos y copia de archivos como prueba de sus investigaciones.

Tenemos que destacar el buen trato y predisposición de las chicas que trabajan en turismo Sarmiento, donde también Claudia nos contó la historia de los caballos criollos Gato y Mancha que hicieron record al llegar de Argentina a Estados Unidos, el cual no fue roto por nadie hasta el día de la fecha.

Algo muy interesante para recorrer en este lugar es el Monumento Natural Bosque Petrificado Sarmiento, el cual no pudimos visitar en esta ocasión, pero no faltará oportunidad para ir hasta allá y recorrer lo que nos quedó pendiente.

Seguimos por la ruta 26 hasta el kilometro 210, aquí la ruta 26 sigue hacia Rio Mayo, pero nosotros tomamos la ruta provincial 20, hoy en día convertida en la Ruta Nacional 40 kilómetro 1420 hasta llegar al kilometro 1750 en donde nos encontramos con la ruta 259 a Esquel y Trevelin, la misma que luego sigue hasta Chile.

Advertencia: están arreglando esta ruta, y en el kilometro 1465 aprox hay una parte que tiene un desvío de ripio, pero a no preocuparse porque son apenas 10 km nada más.

Bueno, creo que en este recorrido hemos aprendido bastante por hoy, nos vemos en el próximo capítulo con la historia del tren.

Bitácora de viaje a Gualjaina y Piedra Parada

Bitácora de viaje – Viaje a Piedra Parada

Partimos de Trevelin, mas tarde de lo esperado, siendo las 12:00 horas del mediodía. Es un hermoso día y algunas nubes dan un toque especial al cielo de Trevelin.

Tomamos la ruta nacional 259 rumbo a Esquel, allí seguimos por la Ruta Nacional 40 hasta el desvio con la ruta provincial que va a Gualjaina, para nuestro asombro están asfaltando esta ruta, así que apenas hicimos una parte de ripio y luego empalmamos al asfalto, está recién hecha así que el camino está bastante bueno, con alguno que otro saltito. De aquí en mas es todo estepa patagónica.

Estación de Servicio GualjainaPasamos Gualjaina, un pueblo rodeado de Álamos de unos escasos 1000 habitantes. Nos llamó la atención su pequeña estación de servicio antigua que todavía se conserva, en la foto podemos observar la pequeña piedra parada que se encuentra a su derecha. No conformes con ésta, seguimos viaje unos 42 km más hasta Piedra Parada, por una ruta árida circundada por algunas formaciones rocosas. A medida que nos vamos acercando las formaciones rocosas van aumentando hasta formarse grandes murallones a ambos lados de la ruta, tonalizados de rojo, blanco y ocre en algunos casos.

Camino de Gualjaina a Piedra ParadaCamino de Gualjaina a Piedra ParadaFormaciones rocosas camino a Piedra Parada

Al fin llegamos a ese enorme murallón de piedra de 260mts de altura que se levanta imponente. En algunos sitios de internet se habla que estas formaciones son vestigios de una caldera de un volcán extinguido hace miles de años, sería re-interesante que realmente fuera así, pero no estamos seguros de ésto ya que estas formaciones rocosas se extienden por casi toda la meseta patagónica, con lo cual la cosa se complica, pero veremos que dicen los científicos con el tiempo y trataremos de buscar más información sobre el tema.

Piedra ParadaPiedra ParadaPuente Piedra Parada

Pasamos el puente, donde antiguamente se cruzaba en balsa, y fuimos hasta el Cañadón de la Buitrera, allí vimos varios nidos en las paredes rocosas que suponemos son de buitre, y vimos varias aves volando por sobre el cañadón que emitían sonidos agudos que hacían eco dentro del lugar. También pudimos ver gente escalando estos altos murallones. 

Cañadón de la Buitrera 1Cañadón de la Buitrera 2Escaladores en el Cañadón de la Buitrera

Por allí nos cruzamos con uno de los habitantes del lugar que pasó casi sin dejar rastro alguno.

Uno de los habitantes del Cañadón de la Buitrera

A la vuelta nos sorprendió ver varios cactus en flor de un color naranja, y les sacamos también una foto para que los puedan contemplar, todavía no conocemos mucho sobre especies de cactus de la zona, si alguno de ustedes conoce esta especie le agradeceremos darnos su nombre.

Cactus en el Cañadón de la Buitrera - Piedra Parada - Chubut

Bueno siguiendo el recorrido más allá del cañadón están las pinturas rupestres, estas pinturas datan desde hace unos 5000 años, pero se levantó mucho viento y nos fue imposible seguir camino y conocerlas, quizás en otra oportunidad.

Como cierre final les bajamos esta hermosa foto de Piedra Parada.

Piedra Parada

Bitácora de viaje. Buenos Aires – Trevelin por la costa.

Vamos a contarles nuestra experiencia de viaje, lo cual les puede ser de utilidad para conocer rutas alternativas, estados de las mismas y posibles paradas o lugares a visitar. En esta ocasión partimos de Buenos Aires con rumbo a Trevelin por la Ruta Nacional nro.3,  pues salimos con la idea de pasar por Puerto Madryn para ver si veíamos alguna ballena rezagada, ya que el mes para ver las ballenas a pleno es septiembre. El viernes 10 de octubre a las 18hs tomamos la autopista 25 de Mayo y luego la Richieri, les cuento que por el horario y por ser fin de semana largo, tuvimos una demora grande pues la autopista estaba repleta. Al llegar a la ruta 205 se alivió un poquito, solo un poquito. Luego seguimos por la ruta nacional 3, que también estaba bastante transitada. Al avanzar la noche de a poco se fue aliviando, esto es porque mucha gente no viaja de noche, nosotros lo preferimos porque vamos tranquilos y los chicos duermen.

Paramos en Las Flores a cargar nafta. Aquí tengo que hacer una pausa para comentarles algo. Si son de Buenos Aires y algún día quieren ir a pasar un fin de semana les recomiendo este hermoso pueblo. Por empezar en la entrada a Las Flores pasando la vía y la estación de servicio, hay un restaurante donde hacen un lechón que es para chuparse los dedos, impresionante! Cada vez que pasamos por ahí no dejamos de comprarle para llevar a casa, si es que no tenemos tiempo de parar a comer.  Las Flores es un pueblo muy familiar, donde todo gira alrededor de los niños, eso me encantó cuando lo conocí, lo digo con conocimiento de causa porque estuvimos viviendo allí unos meses. Además tiene una laguna con un paseo muy lindo, sobre todo para andar en bicicleta. Otra opción es ir a alguna de las piletas que tienen y pasar el día. También hay un aeródromo cerca.

Bueno, siguiendo nuestro viaje, retomamos la ruta 3 hasta Azul, pasando Azul nos desviamos por la ruta 51, ya que por allí nos ahorramos como 100 km. El desvío no está bien marcado, uno debe desviarse por la autopista 226 (Olavarría) para acceder a la ruta 76. En Olavarría cuando pasan Villa Fortabad, van a encontrar un montón de carteles indicando lomas de burro, por suerte las lomas de burro las sacaron, pero los carteles no. A unos 120km aproximadamente de Villa Fortabad hay que prestar atención cuando llega el desvío por la izquierda para tomar la ruta 51.  

Antes de llegar a Bahía Blanca hay que desviarse por la circunvalación para luego retomar la ruta 3, esta parte de la ruta no está en muy buen estado, tampoco lo está el tramo de la ruta 3 que pasa por la provincia de Río Negro.

Sierra Grande es una parada obligada, a partir de allí la nafta es más barata, y además si tienen la suerte de pasar justo a la hora de la comida, les recomendamos una parrilla muy buena, se llama parrilla Córdoba. Les puedo asegurar que una vez que paran allí a comer, van a querer pasar otra vez. En esta ocasión pasamos temprano, asi que nos perdimos la parrillada, pero como nuestro primer destino era Puerto Madryn y las ballenas, seguimos con la idea de comer allí.

Llegamos a Puerto Madryn y nos desviamos hacia el Doradillo (13km de ripio), hacia una playa  que tiene un mirador desde donde se pueden observar las ballenas.  El observatorio Punta Flecha es el lugar ideal para verlas con algunas pasarelas que permiten un buen avistaje. Tuvimos la suerte de ver a dos ballenas, aunque no muy de cerca, pero disfrutamos por un rato verlas saltar con sus imponentes cuerpos. Las fotos que bajamos a continuación son de cuando mi marido pasó en Septiembre, allí tuvo la oportunidad de tenerlas cerca y sacarle cuantas fotos quisiera (que envidia, yo todavía no tuve esa suerte).

Después paramos en la cantina El Náutico sobre la Avda Julio A. Roca a comer pescado y mariscos. Esta cantina es famosa en Puerto Madryn, asi que vayan pensando que van a tener que esperar. Como llegamos después de las 14hs tuvimos suerte y solo esperamos 15 minutos. Pedimos una picada de mariscos y un abadejo al grille para compartir. Que decir, una delicia al paladar para la gente exigente, y los precios son justos.

Retomamos la ruta 3 hasta Trelew en donde tomamos la ruta nacional 25 que atraviesa Chubut de Este a Oeste. Por aquí hace muchos años atrás transitaron los tehuelches, y las primeros colonos galeses en busca de oro y nuevas tierras para vivir. Fueron precisamente los tehuelches los que les dijeron que del otro lado había un valle fértil y verde, rodeado de montañas con lagos, ríos y arroyos corriendo por sus laderas. Para ello tuvieron que cruzar toda la meseta, en una época donde no había rutas y tardaban meses en llegar. Podrán contemplar la meseta todo a lo largo de esta ruta. Parece además que la han arreglado recientemente, nunca fue una ruta que esté guau, pero dentro de todo está bastante bien.

Sobre esta ruta 25 existen un par de lugares interesantes para visitar, si es que van con tiempo de parar, o tal vez pasar un día o dos. Como primera parada esta Gaiman, a aprox. 20 km de Trelew, allí hay otro asentamiento galés, donde puede tomarse el té galés y visitar museos con la historia de estos primeros pobladores. Si quieren pasar la noche allí pueden hospedarse en la Hostería Ty’r Haul (CASA DEL SOL), que pertenece a unos clientes de nuestras cabañas, que los atenderán muy bien. También hay un asentamiento galés en Dolavón, a 10 km después de Gaiman. Otro lugar para visitar es Dique Florentino Ameghino, a unos 100km de Gaiman. Solo tendrán que desviarse 14km de ripio que parecen llevarlo a un desierto, hasta que empiecen a cruzar los túneles de piedra que lo conducen a la entrada de este hermoso lugar, un valle rodeado por formaciones rocosas de color rojizo. Allí corren las aguas del río Chubut que llenan el imponente dique.

Seguimos por la ruta 25, después de pasar Las Plumas van a pasar por el Valle de los Mártires, en conmemoración a los galeses que murieron en manos del cacique Foyel y su gente, en esta ocasión solo salvó su vida John Daniel Evans, de cuya historia podrán escuchar en el museo Cartref Taid en Trevelin. Más adelante, después de Paso de Indios van a ver un cartel que dice Cajón de Ginebra Grande y luego de unos kilómetros más otro cartel que dice Cajón de Ginebra Chico, para los que no saben les cuento que estos puntos históricos corresponden con el lugar en donde los Tehuelches tiraban los cajones en donde venía la ginebra Bolls, que fue el vicio que los llevó por mal camino. Seguimos por la ruta hasta Pampa de Agnia, en donde la ruta 25 continúa de ripio y nace la ruta provincial 62 (asfaltada) que nos lleva directo a hasta la ruta nacional 40. La ruta 62 tiene bastantes curvas, y ojo porque algunas son muy pronunciadas.

La ruta 40 al principio tiene varias curvas también, y cuando llegamos a Tecka tuvimos que hacer un pequeño desvío por un costado, ya que están arreglando la misma.  Llegamos a Esquel de noche, es lindo ver las luces de esta ciudad desde la ruta, de lejos parece como si fuera un anfiteatro gigante. A Esquel se entra por la Avda. Ameguino y al final se encuentran con el bulevar que los lleva a la ruta 259 hasta nuestro destino final: Trevelin.

Espero les haya gustado nuestro relato de viajeros, y que les sirva a todos los que quieran tomar ese camino. Hasta la próxima.

facebooklikebutton.co